Masiva respuesta en las calles a la convocatoria de la USO

Tiempo de lectura aproximado: 4 minutos

La respuesta de los afiliados, simpatizantes y delgados sindicales de la USO, ha sido masiva en las principales ciudades españolas, donde se han celebrado concentraciones de protesta ante las sedes de las Delegaciones del Gobierno.

El motivo de las mismas ha sido expresar el rechazo a la Reforma Laboral y a los recortes sociales que se han dado tanto mediante los Presupuestos Generales del Estado como en los correspondientes a las Comunidades Autónomas, muy especialmente en Educación, Sanidad y Dependencia, así como los anuncios de nuevos recortes salariales y laborales a los empleados públicos, y al conjunto de los trabajadores y trabajadoras. La USO considera que abaratar y facilitar el despido, implantar el despido objetivo de los empleados públicos, recortar derechos sociales básicos y rebajar los salarios no solo no servirá para crear empleo, sino que tales medidas nos arrastran más profundamente en la recesión de nuestra economía, del empleo, de los derechos laborales y de los servicios sociales de la ciudadanía.

Julio Salazar, secretario general confederal, ha manifestado que con estas movilizaciones la USO “quiere mandar un mensaje a los políticos y las entidades económicas y financieras de rechazo y hartazgo por las constantes políticas y decisiones adoptadas que suponen una permanente agresión sobre las espaldas de los ciudadanos y una lluvia ácida que atenta contra los derechos sociales y humanos”.

La USO también ha manifestado su rechazo a la posible subida de impuestos, especialmente los indirectos, que afectará de manera especial a las clases medias y que hará mayor la brutal reducción de la capacidad de compra de las familias, frenando el consumo interno, profundizando en la recesión económica y aumentando el desempleo. Cómo rechazamos también el incremento de la edad de jubilación, la reducción del valor de la pensión, o de las prestaciones por desempleo.

ImageAl término de la concentración en Madrid, Julio Salazar, secretario general confederal de la USO y Javier Blanco, secretario de organización y finanzas de la USO-Madrid, han hecho entrega en el registro de la Delegación del Gobierno de un escrito con la posición del sindicato, expresada en la concentración.

Rechazo a una Reforma Laboral, ineficaz, injusta e insolidaria.

La USO rechaza de forma categórica la Reforma Laboral aprobada por las Cámaras, por considerar que la misma, lejos de contribuir a la generación de empleo y a la racionalización contractual y de la negociación colectiva existente en España, coarta las mismas, abarata y facilita más el despido, restringe los derechos de los trabajadores con empleo, e impone a las personas desempleadas actuales y futuras unas leoninas condiciones laborales y retributivas para su incorporación al empleo y su permanencia en el mismo.

El gobierno precariza así el empleo, consolidando y ampliando los contenidos del acuerdo AENC (Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva) firmado por CEOE CEPYME, CCOO y UGT, rechazado por la USO y que está contribuyendo a consolidar la pérdida de poder adquisitivo en las familias y a la recesión económica. Una reforma que se publicita como respuesta para la generación de empleo, no incluye ninguna medida efectiva para acabar con la lacra de la dualidad laboral y con altísimas tasas de temporalidad. Con esta reforma, la temporalidad en la contratación se consolida y perpetúa.

Rechazo a los recortes sociales.

La USO rechaza también los recortes presupuestarios en sanidad, educación y en la atención a las personas dependientes, los cuales tendrán una repercusión negativa en el empleo y en la calidad del servicio que reciben los ciudadanos.

ImagePara la USO, los presupuestos de educación, sanidad, atención a la dependencia, etc., no deben analizarse bajo la óptica del gasto, sino de una inversión a medio o largo plazo, esencial para garantizar un futuro mejor a cualquier sociedad y a las personas que la componemos.

Rescate financiero: no con nuestro dinero

Para la tercera fuerza sindical de España, el Gobierno debe priorizar sus acciones hacia los ciudadanos, y no a satisfacer la voracidad de los mercados, debe poner coto a las subidas de los productos básicos para los ciudadanos, y hacer que la nueva reforma del sistema financiero consiga que fluya la liquidez y el crédito a las pymes y hogares. Debe escuchar las recomendaciones que desde el Fondo Monetario Internacional (FMI) se realizan para que llegue liquidez a los hogares como es una quita hipotecaría a los hogares. Si se va a actualizar el valor de los inmuebles, por qué no se aprovecha y se actualiza el valor de la hipoteca concedida sobre ellos para así producir una quita de su valor sobre las familias y generar liquidez en los hogares.

La Unión Sindical Obrera quiere transmitir al Gobierno y a la sociedad española la necesidad de que no que seamos los ciudadanos quienes acabemos pagando el rescate de nuestro sistema financiero. Es necesario que el saneamiento del sistema financiero se haga con total transparencia, algo que no se está realizando y no puede servir de excusa la velocidad con la que se han desarrollando los acontecimientos. Este rescate no debe ser pagado con nuevas condiciones y exigencias a los ciudadanos. La supuesta no condicionalidad macroeconómica asegurada por el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, se ve comprometida por la lista de recomendaciones realizada por Bruselas en el sentido de que será necesario subir el IVA y acelerar el mecanismo de retraso de la edad de jubilación, entre otras medias apuntadas por la UE.

No se puede considerar un éxito el que se produzca un rescate parcial, de nuestra economía, mediante la intervención del sector financiero. Era necesario reconocer que nuestro sistema financiero está enfermo, ese mismo sistema, que hace pocos años era el mejor del mundo y que no necesitaba ningún tipo de ayuda cuando los gobiernos de los países europeos y de EE.UU. salieron a rescatar a los suyos. Es el Gobierno quien recibirá esa inyección de capital a través del FROB, y no directamente los bancos, y es el Gobierno quien responde de ese dinero, y debe responder haciendo que la transparencia presida todo el proceso, que no utilice la emergencia como coartada, y nos hurte la necesaria información, para que los ciudadanos nos enfrentemos al problema, conozcamos su verdadero alcance y lo que supondrá o no este rescate para nuestros bolsillos. La USO apuesta porque el coste de este rescate sea asumido íntegramente por los accionistas e inversores de las entidades de crédito afectadas y por las entidades que son acreedoras, convirtiendo la deuda en caso de impago en acciones y asumiendo así su responsabilidad.

La USO reclama al Gobierno que haga del empleo su prioridad, y por tanto modifique las políticas de recorte del gasto emprendidas que sólo contribuyen a un mayor incremento del desempleo, a disminuir las rentas del trabajo, a generar mayores desigualdades y dilatar la salida de la crisis económica al postergar la recuperación del empleo y del crecimiento económico. Sólo si el empleo crece, crecerán los ingresos, algo imprescindible para corregir el déficit de nuestras cuentas públicas.

También le puede interesar:

Cargando…

Siguenos en:

LSB-USO

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
LSB-USO
Siguenos en: