Las ofertas de empleo mas indignantes

Tiempo de lectura aproximado: 4 minutos

«Buscamos dependienta de ropa para una oferta de dos meses (no remunerados) de lunes a sábado de diez a dos y de cinco a ocho y media de la tarde». «Se busca secretaria personal para trabajo de exportación (…) Mandar correo con foto de cara y cuerpo entero. Gracias». «Se busca peluquera Y esteticista (…) Sin cargas familiares presentes ni futuras».

Éstas son algunas de las lindezas que el parado que busque empleo puede encontrar en los anuncios de la prensa o en las ofertas de Internet. Algunos ofrecen trabajos sin remunerar o jornadas interminables a precio de saldo. Otros incluyen un decálogo de requisitos para optar al puesto. Esta exigencia después no se ve reflejada en el salario ofrecido.

Los hay que discriminan a aquellos que tienen cargas familiares, excluyen a los extranjeros o ni se molestan en detallar cuánto pagarán por los servicios prestados.

Desde CCOO explican a EL MUNDO que «el contexto de crisis económica y las reformas laborales han favorecido el progresivo deterioro de las condiciones de trabajo», con la proliferación de ofertas como las señaladas.

‘Explotadores disfrazados’

Estas ofertas recorren toda la geografía y «retratan la triste realidad de muchas personas que buscan trabajo desesperadamente y encuentran auténticos explotadores laborales disfrazados de empresas», lamenta Santiago Currás, que creó una página en Facebook para recopilar este tipo de ofertas y denunciarlas.

Algunos, como en el caso del particular que busca a una dependienta de ropa para trabajar gratis de lunes a sábado, el que publica la oferta recalca en varias ocasiones que el empleo no será remunerado.
En esta otra oferta de recepcionista para una clínica dental en el centro de Palma se le exige al postulante que sepa alemán e inglés, que tenga conocimientos en el ámbito administrativo, sea simpático y tenga buena presencia.

En Madrid un particular busca una interna «preferiblemente de nacionalidad filipina y que hable inglés para llevar una casa de un matrimonio con dos niños en edad escolar» por sólo 800 euros al mes.

Según Sara García de las Heras, secretaria de Acción Sindical e Igualdad de USO, «nos hemos acostumbrado a que los empleos que se ofertan sean cada vez más precarios pero que las aptitudes que se exigen sean cada vez mayores».

«La precarización y el abuso se han convertido en una tendencia cotidiana. Las empresas pueden ofertar unos empleos cada vez más precarios para cubrir puestos de alta cualificación y responsabilidad, aunque los salarios recibidos a cambio estén, en muchos casos, por debajo del salario mínimo», dice.

Hace unos meses UGT publicó un informe en el que denunciaba la opacidad de las ofertas del trabajo, en las que muchas veces no se especifica salario, tiempo de trabajo ni la formación que se requiere. «Se está creando una subasta de mano de obra a causa de la gran tasa de desocupación», advierte Laura Pelay, secretaria de Estado de Bienestar y Trabajo en el sindicato en Cataluña.

Para Susana Brunel, adjunta a la Secretaría Confederal de Mujer e Igualdad de CCOO , y Ana Hermoso, de la Secretaría de Acción Sindical del mismo sindicato, es «prioritario combatir la precariedad laboral y la discriminación directa que pueda producirse en el acceso al empleo por razón de etnia, raza, sexo y edad». «Es necesaria una tutela efectiva de los poderes públicos para combatir» este tipo de prácticas, añaden.

Ofertas sexistas

Las ofertas sexistas son un capítulo aparte. CCOO denunció hace semanas que en un conocido portal de búsqueda de empleo se colgaban ofertas discriminatorias como esta: «Diplomado en educación social. (…) Sexo varón (Abstenerse mujeres)».

El sindicato recuerda que este tipo de discriminación por sexo «está prohibida en el Estatuto de los Trabajadores», pues no deja que las mujeres tengan «un acceso igualitario y normalizado al empleo, impidiéndoles el ejercicio de su desarrollo profesional y de una vida digna». » Desde CCOO denunciamos este tipo de discriminaciones y exigimos la retirada de estas ofertas, inadmisibles en un Estado de Derecho que debe garantizar la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres», subrayan.

«En los años anteriores a la crisis y durante la misma se han generalizado las situaciones laborales precarias», afirma Javier Contreras, portavoz de la Federación de Jóvenes Investigadores/Precarios. Esta organización denuncia en este caso las becas «que encubren puestos laborales» en el sector y «hacen fraude a la Seguridad Social».

La mayoría se publican en páginas web donde se anuncian particulares. En muchos casos de pide al postulante el certificado discapacidad, porque así la empresa puede desgravarse impuestos.

«Mecánico árabe»

Las estrategias de algunos para pagar menos alcanzan cotas insospechadas, como esta oferta en la que se busca a un «señor árabe mecánico» en Navalmoral de la Mata, Cáceres.

La llamada de EL MUNDO al particular confirma las sospechas de que el requisito de la nacionalidad puede esconder un interés por parte del que contrata para pagar menos al empleado.

«El requisito es imprescindible porque yo soy árabe y quiero trabajar con alguien de la misma nacionalidad», responde por teléfono el particular, llamado Francisco y en un perfecto acento español.

En el sector periodístico se dan también propuestas que rozan el esclavismo, como esta oferta en la que se buscan redactores y en la que se busca como requisito «Capacidad de investigación y de trabajo en el online 24/7/365» o lo que es lo mismo: capacidad para estar operativo los 365 días al año, los siete días a la semana, las 24 horas al día.

También le puede interesar:

Cargando…

Siguenos en:

LSB-USO

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
LSB-USO
Siguenos en: