Sin derecho a paro ni protección de riesgos laborales, así trabajan los empleados del hogar: “Es esclavitud moderna”

Los empleados del hogar exigen más derechos y unas condiciones de trabajo dignas. Están incluidos en un sistema especial de la Seguridad Social, pero a pesar de ello, sólo el 10% tiene los mismos derechos que el resto de trabajadores.

La jornada laboral de Aleida Villa durante 12 años como empleada del hogar fue de 24 horas, siete días a la semana. Luego, un despido improcedente, y sin derecho a paro: “Me tocó trabajar únicamente para ella, pero de lunes a lunes, no tenía descanso”.

Los empleados domésticos están incluidos en un sistema especial dentro del régimen general de la Seguridad Social. No tienen derecho a paro y tampoco se les incluye en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

“El paso definitivo tiene que ser equipararlos a cualquier otro trabajador, al régimen general”, recuerda Joaquín Pérez, secretario de comunicación de la Unión Sindical Obrera. España no ha ratificado el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, que dignifica el empleo doméstico.

“Las trabajadoras del hogar son casi 700.000, todavía el 30% no están afiliadas a la seguridad social”, dice Joaquín Nieto, director de la Organización Internacional del Trabajo en España. La OIT recuerda que existen familias que necesitan un empleado doméstico pero tienen recursos económicos limitados, lo que repercute también en el pago a los trabajadores.

“Estamos hablando de esclavitud moderna, una esclavitud porque no tener derecho a que te den una comida cuando tú estás trabajando de interna en un hogar o que no te den un derecho para tu ir a un médico”, recuerda Rafaela Pimentel, empleada del hogar y miembro del grupo territorio doméstico.

En el mundo hay 67 millones de empleados domésticos. Solo el 10% tiene los mismos derechos que el resto de trabajadores.

También le puede interesar:

Cargando…

Alvaro
Siguenos en:

Alvaro

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
Alvaro
Siguenos en:

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada