Un tercio de los accidentes laborales en Euskadi suceden el primer año de trabajo

Recuerden su primer día de trabajo, seguro que nadie le habló de los peligros de tal o cual máquina o de aquella baldosa suelta. Posiblemente, esas indicaciones fueran las últimas que recordaría ya que lo principal es conocer la función que se va a tener y el puesto asignado. Pues, tal y como recogen los datos de siniestralidad laboral de Osalan (Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales) quizá no esté de más intensificar esa labor informativa para esos recién llegados.

Y es que en 2016, más de 2.000 accidentes laborales en Euskadi los sufrieron trabajadores que estaban en su primer mes de contrato. ‘Casualidad’, pensarán mucho. No es así, ya que la estadística refleja claramente que tras ese mes la probabilidad de sufrir un accidente en el puesto de trabajo se reduce drásticamente hasta quedarse en una décima parte al cumplir el año.

El director general de Osalan, Alberto Alonso, expuso estos datos en el marco del IX Foro Gipuzkoa en Prevención de Riesgos Laborales, celebrado en Adegi la pasada semana. El objetivo no era otro que solicitar a los propios empresarios «una mayor atención y unas indicaciones mínimas» para sus nuevos trabajadores, que evite que este pico de siniestralidad se cronifique. La normativa no lo exige, pero según destacó Alonso, «sería una excelente iniciativa empresarial».

SINIESTRALIDAD

2.060 accidentes sufrieron en Euskadi en 2016 trabajadores que estaban en su primer mes de contrato, el 7,33% del total de siniestros. 10% menor fue el riesgo de accidentes laborales el pasado año en Gipuzkoa en comparación con Bizkaia y Álava según Osalan.

A menor experiencia, mayor es el peligro de sufrir un accidente laboral en el puesto de trabajo. Y teniendo en cuenta la precariedad y la corta duración de los contratos que se registran en la actualidad los condicionantes no actúan a favor. Así, de los 28.090 accidentes en jornada registrados en 2016 en Euskadi, 8.154, es decir casi un tercio, los sufrieron empleados en su primer año de contrato.

«Sabiendo que es lógico que una nueva incorporación tenga menos destreza y que desconozca más que los veteranos los riesgos de su puesto y cómo prevenirlos, parecería razonable que se les hiciera una acogida al nuevo puesto de trabajo que incluyera una explicación de las medidas preventivas más ajustadas a su puesto que deberían adoptar», explicó Alonso. Pero desde Osalan apuntan también que la confección de la normativa no se debe limitar solo «a los despachos de las administraciones y de la clase política» sino que abogan por que «también a través de la negociación colectiva puedan adoptarse acuerdos en materia de seguridad y salud laboral».

249 accidentes investigados

Por territorios, el director de Osalan valoró que Gipuzkoa presenta unas tasas de accidentes de los trabajadores en los primeros meses de trabajo sensiblemente menores que en Bizkaia y Álava. Así, mientras que nuestros vecinos sí que registran un número de siniestros acorde a su peso económico, en Gipuzkoa la cifra de accidentes laborales entre trabajadores noveles está al nivel de Álava. Es decir, en 2016, el riesgo de accidentes en Gipuzkoa ha sido un 10% menor que en Álava y Bizkaia. «Cabe pensar que las medidas preventivas de las empresas guipuzcoanas son más ajustadas a los riesgos a los que están expuestos sus trabajadores», subrayó Alonso.

Por otro lado, el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales aprobó ayer por unanimidad tanto la memoria como su plan de gestión para 2017-2018. Entre sus prioridades para este periodo ha establecido la investigación sobre el impacto de las nuevas tecnologías y la automatización en la seguridad y la salud de los trabajadores.

Osalan, que para el desarrollo de su labor ha contado con una plantilla de 176 personas y ha realizado un gasto de 11,5 millones de euros, investigó un total de 249 accidentes laborales y 245 enfermedades profesionales a lo largo de 2016, según se desprende de su memoria relativa al pasado ejercicio. Entre las actividades desplegadas el año pasado, el instituto subrayó la formación impartida en materia de prevención de riesgos laborales a 790 alumnos de FP y a 1.244 delegados de prevención. Además, en el campo de la asistencia técnica a empresas, visitó el pasado año más de 3.000 centros de trabajo y atendió 10.000 consultas.

También le puede interesar:

Cargando…

Alvaro
Siguenos en:

Alvaro

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
Alvaro
Siguenos en:

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada