“El accidente laboral no es inevitable”

Alberto Alonso, director del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales-Osalan, asegura que se frustra con el 99% de los informes sobre accidentes al comprobar que si se hubieran cumplido cinco o seis elementos se podría haber evitado.

“Se va a trabajar para ganar un sueldo y podrá llegar más o menos cansado a casa, pero con la misma salud con la que se fue”, sostiene Alonso.

Alberto Alonso, director del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales-Osalan, es un hombre condenado a la insatisfacción permanente. Y con él, el conjunto de la organización que dirige. Sobre todo, en semanas como esta, que de momento registra la muerte de dos trabajadores en su puesto de trabajo al sufrir sendos accidentes laborales.

El año pasado, Osalan contabilizó hasta 30.000 accidentes laborales, 116 de ellos graves y 40 trabajadores fallecidos. “La sensación de frustración con el 99% de los informes sobre accidentes laborales graves o que termina con muerte es terrible. Siempre es un cúmulo de situaciones, hay cinco o seis elementos que si se hubieran cumplido se podría haber evitado el accidente”.

En las dos últimas semanas se han sucedido los accidentes laborales mortales. ¿Es inevitable que haya muertos en el trabajo?

En absoluto. La prevención es una cuestión cultural, que tiene que calar al conjunto de la sociedad. El hecho de que pensemos que el accidente va vinculado y es inherente al trabajo es uno de los mayores obstáculos que tenemos. Hay que romper con esa idea de que el que trabaja corre un riesgo. Se va a trabajar para ganar un sueldo y podrá llegar más o menos cansado a casa, pero con la misma salud con la que se fue. No podemos aceptar que la contraprestación del trabajo sea perder salud o la vida.

Pero cuando se ve como una empresa subcontrata y subcontrata para hacer una obra la conclusión es que se han abaratado los costes y todo va en contra de las medidas de prevención.

Así es. Hace unos meses hice público un dato que me preocupa: en el sector de la industria, el 40% de los accidentes ocurren en empresas subcontratadas. Una cosa es subcontratar la actividad y otra muy diferente subcontratar el riesgo. Para Osalan lo único que cuenta es el riesgo que corre un trabajador, independientemente de la organización. Pero es cierto que hay un problema en cuanto a la nueva organización de las empresas que requiere de una reflexión más profunda por parte del legislador de la capacidad que tiene la ley para abarcar una problemática tan diversa.

Un trabajo decente es un trabajo seguro, de lo contrario no es trabajo. Hasta no hace mucho, nuestros padres definían un buen trabajo como una actividad bien remunerada y para toda la vida. No lo discuto, pero yo quiero un trabajo digno, decente, respetuoso, que ofrezca oportunidades de desarrollo personal, que ayude a la integración y que sea seguro. La seguridad en el trabajo es una asignatura pendiente. ¿La economía puede ser sostenible sin un trabajo digno y seguro? No. En unas jornadas sobre el mundo pesquero reflexionamos sobre la pesca sostenible, que no dañe los caladeros, pero nadie hablaba de la seguridad de los pescadores.

Es algo que les ocurre a las administraciones.

La prevención de los riesgos laborales es una cuestión cultural que implica, compete e incumbe a todos. La responsabilidad de velar por la seguridad de los trabajadores es del empresario, pero incumbe a todos. La ciudadanía, los sindicatos, la administración….todos juegan un papel. Los sindicatos son nuestros ojos en las empresas y el empresario se tiene que dar cuenta de que la prevención de los riesgos laborales no es un trámite, un simple papeleo. Es una inversión con retorno, tanto en productividad como en responsabilidad social.

Un trabajo decente es un trabajo seguro, de lo contrario no es trabajo
Es decir, que la muerte en el puesto de trabajo es un fracaso de todos.

Absolutamente. Sí, pero para empezar es un fracaso del sistema de prevención. Luego está la enfermedad profesional, que es una especie de accidente a largo plazo. ¿Quién es el responsable de la prevención? Legalmente el empresario, pero incumbe a toda la sociedad que los accidentes no se produzcan.

El primer mes de trabajo es terrible, es cuando más accidentes laborales se producen. Parece como si las empresas lanzaran a los trabajadores a su primer empleo sin una mínima formación.

El 30% de los accidentes laborales ocurren en el primer mes de trabajo. Es cierto que el primer mes es el más complejo porque hay que aprender los hábitos de seguridad de la empresa, las zonas de riesgo….pero por eso mismo tiene que haber un acompañamiento y una formación más intensa por parte de la empresa. El 60% de los contratos que se firman en Euskadi tienen una duración inferior a un mes. Es decir, que hay un gran colectivo de trabajadores que viven en el ‘día de la marmota’: para ellos siempre es el primer mes de trabajo. Terminan un trabajo y empiezan en otro nuevo. Esa precariedad es uno de los factores que contribuyen a la siniestralidad. El trabajador con contrato indefinido tiene muchos menos accidentes.

Si la prevención es lo que falla, lo mismo que la escuela traslada los valores de la igualdad debería hacerlo con los riesgos laborales.

Así es. Nos da vergüenza pensar como éramos antes en la igualdad y se ha avanzado, aunque queda mucho aún. Con la prevención de riesgos laborales tiene que ocurrir igual. Que sea una especie de automatismo, como ocurre con el cinturón de seguridad cuando montas en un vehículo.

Está claro que en su puesto está condenado a la insatisfacción.

Osalan está condenado a la insatisfacción. Cada vez que hay un accidente múltiple, muy grave o mortal analizo los informes. La sensación de frustración con el 99% de los informes es terrible. Siempre es un cúmulo de situaciones, hay cinco o seis elementos que si se hubieran cumplido se podría haber evitado el accidente. Recuerdo uno en especial: si a alguien se le hubiera ocurrido colocar un papel en un casillero indicando que una pieza determinada pesa más que las demás ese trabajador seguiría vivo. Es un montón de causas que terminan en accidente. Mi única satisfacción es ver a los técnicos de Osalan que dan vueltas y vueltas a las causas de los accidentes.

Cuando se produce un accidente laboral las miradas giran hacia Osalan en busca de alguna explicación.

Hay que ser proactivos y hacemos campañas de prevención. Es un trabajo silencioso que a los medios de comunicación no les interesa porque no es noticia. Ese trabajo se hace y hay que invertir tiempo y dinero.

Al final, con tanta precariedad y temporalidad el trabajador no sabe a qué peligros se enfrenta en su puesto de trabajo.

Es un escenario cambiante. Estamos acostumbrados al accidente aparatoso del aplastamiento, caída o atrapamiento, pero hay otros riesgos ‘invisibles’. Desde sustancias cancerígenas, riesgos psicosociales, acoso, estrés….Siempre han estado allí, pero era la última prioridad de los trabajadores. Pero hoy en día son riesgos muy ciertos. ¿Qué parte de culpa tiene en el estrés del trabajador el miedo a que no le vayan a renovar el contrato?

http://www.eldiario.es/norte/euskadi/accidente-laboral-inevitable-siniestralidad_laboral-Osalan_0_661434806.html

También le puede interesar:

Cargando…

Alvaro
Siguenos en:

Alvaro

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
Alvaro
Siguenos en:

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada