Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo constata el aumento de enfermedades profesionales

El Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo (INSSBT) ha publicado su último Informe sobre el Estado de la Seguridad y la Salud Laboral en España. De entre sus conclusiones, pueden destacarse las siguientes.

EN CUANTO A ACCIDENTES DE TRABAJO

– El sector de actividad con un mayor índice de incidencia fue el de la Construcción, que con 7.217,2 superó, fue más del doble de la media de los índices sectoriales. Industria, con 5.290,8 y Agricultura, con un índice de 5.143,4, estuvieron también por encima de la media.

– La incidencia de los accidentes de trabajo entre hombres duplicó a las mujeres. Aun así, en Actividades Financieras y de Seguros; Educación; y Actividades Sanitarias y Servicios Sociales, la incidencia entre las trabajadoras fue superior a la incidencia masculina.

– Entre los trabajadores jóvenes, el índice de incidencia fue sensiblemente superior al resto de edades, constatándose que los trabajadores jóvenes deben ser un grupo especial de atención en cuanto a su incidencia de accidentes de trabajo.

– En función de cómo se dieron los accidentes de trabajo mortales, destacan claramente los infartos, los derrames cerebrales y otras patologías no traumáticas, sumando entre las tres el 46,8% de los accidentes mortales durante la jornada de trabajo. Los siguientes motivos fueron los accidentes de tráfico (17,7%) y los atrapamientos y amputaciones (13,3%).

EN CUANTO A ENFERMEDADES PROFESIONALES

– Se dio un incremento del 7,6% en el número de partes de enfermedades profesionales con respecto a 2015 (la estadística analiza los datos cerrados de 2016). La distribución por sexos fue muy pareja, con un 49,6% de enfermedades que afectaron a la población trabajadora femenina y el 50,4%, a la masculina. La mayor concentración de enfermedades en ambos grupos fue por “agentes físico”.

– En lo que respecta a las mujeres, tuvo una gran incidencia el Grupo 3 o de “agentes biológicos”, que representó el 10,1% del total de los partes de las trabajadoras. En Actividades Sanitarias; Comercio al Por Menor; y Servicios a Edificios y Actividades de Jardinería, fue donde las mujeres comunicaron más enfermedades profesionales.

– En cuanto a los hombres, la mayoría de los partes con baja se dio en Fabricación de Vehículos de Motor, Remolques y Semirremolques, seguido de Industria de la Alimentación, Fabricación de Productos Metálicos -excepto maquinaria y equipo- y Construcción Especializada.

– La edad media en los procesos de enfermedad profesional es similar entre hombres y mujeres, siendo en ambos los procesos más largos los procesos cuanto mayor es la edad.

– En general, se produjo un aumento del 6,7% en el número de enfermedades causadas por el trabajo con respecto a 2015 y se incrementaron tanto los partes sin baja como de baja por incapacidad temporal.

– Los procesos de enfermedad profesional tuvieron una duración media de baja de 89 días. La mayor duración media se dio entre la población de 60 a 64 años. Los procesos más largos, según enfermedad, se dieron en “Agentes cancerígenos” e “Inhalación”; mientras que los más cortos correspondieron a “Agentes biológicos”.

– Los procesos de enfermedad terminaron con una propuesta de incapacidad permanente del 2,2% entre las mujeres y del 4,9% entre los hombres. Entre las mujeres, mayoritariamente por “Agentes físicos”; entre los hombres, “Inhalación de sustancias”.

– El sistema de alertas detectó 215 empresas con posibles focos de enfermedad profesional, las cuales suponen el 2,1% de las empresas con alguna enfermedad profesional.

– En los convenios colectivos que incorporan cláusulas de seguridad y salud, cobraron mayor extensión los planes y programas de prevención de riesgos laborales y la determinación de contenidos formativos sobre ello, lo que incide de forma efectiva en la garantía de la seguridad y salud de en el trabajo.

– Sobre la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, el informe concluye que finalizó 64.520 visitas iniciales para comprobar el cumplimiento normativo en prevención y 7.938 visitas de seguimiento. Practicó un total de 100.243 requerimientos y formalizó 144 paralizaciones de obras, trabajos o tareas. Las infracciones se concentraron fundamentalmente en: condiciones de seguridad de los lugares y centros de trabajo (16,6%); máquinas y equipos de trabajo (10,4%); evaluaciones de riesgos (8,5%); formación e información a los trabajadores (7,7%); escaleras, plataformas y aberturas (6,7%), planificación de la acción preventiva (4,9%) y vigilancia de la salud (4,2%). También destaca que la ITSS investigó 9.157 accidentes, detectando un total de 3.234 infracciones en prevención de riesgos laborales, y 613 enfermedades profesionales, apreciando 68 infracciones.

– En lo que respecta a la actividad de la Fiscalía Especial, se resaltó la necesidad constitucional de que los poderes públicos velen por la seguridad e higiene en el trabajo, y por el respeto a los derechos fundamentales, a la vez que se reconoce como gran asignatura pendiente de la Administración de Justicia las dilaciones indebidas en los procesos judiciales.

Desde USO, Sara García incide en que “las enfermedades profesionales, a pesar de crecer, siguen estando infradiagnosticadas por la Ley de Mutuas, con lo cual estos datos esconden tras de sí una realidad aún peor. La clave”, incide la secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO, “es la prevención en el trabajo. Por desgracia, una gran mayoría de estos accidentes y enfermedades son evitables, pero sigue sin invertirse lo suficiente en prevención, especialmente en las pequeñas empresas”.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en:

LSB-USO

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
LSB-USO
Siguenos en: