Ponen fin a casos de arbitraje bajo Acuerdo de Bangladesh, con pagos de millones de dólares pero sigue habiendo falta de libertad sindical

Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

La Corte Permanente de Arbitraje (#PCA) ha informado del cierre oficial de dos casos emblemáticos contra marcas multinacionales de prendas de vestir en virtud del Acuerdo de Bangladesh sobre seguridad en la construcción de edificios y de instalaciones de sistemas contra incendios. Esta semana, el tribunal correspondiente emitió la orden de terminación de los casos, que fueron presentados por los sindicatos mundiales IndustriALL y UNI.

Las marcas han cumplido con todas las condiciones de los acuerdos, incluyendo el pago de más de US$ 2.3 millones para contribuir a la reparación de las condiciones peligrosas en fábricas de prendas de vestir en Bangladesh. El Acuerdo distribuirá el dinero a aquellas fábricas que cumplan con los requisitos exigidos.

Christy Hoffman, Secretaria General de UNI Global Union, señaló al respecto: “Estos casos demuestran que el Acuerdo puede obligar a las empresas a asumir su responsabilidad para que el trabajo sea más seguro en toda la cadena de suministro. Debido al carácter legalmente vinculante del Acuerdo, se han remediado decenas de miles de peligros potencialmente mortales y se ha facilitado capacitación a más de un millón de trabajadores y trabajadoras. Por este motivo, vamos a continuar aplicando el Acuerdo, y seguiremos estudiando maneras novedosas y eficaces de resolver conflictos con las marcas”.

Las solicitudes de arbitraje se presentaron en julio y octubre de 2016 con el fin de hacer que marcas recalcitrantes cumplieran con los términos del Acuerdo. Esas marcas no exigieron que las fábricas contratadas remediaran los riesgos de manera oportuna, lo que dejaba en condiciones peligrosas a miles de trabajadores y trabajadoras. Los sindicatos también denunciaron que las marcas no procuraban que las fábricas contratadas contaran con los recursos económicos necesarios para arreglar los problemas de seguridad existentes.

De estas marcas, la primera llegó a un acuerdo en diciembre de 2017, y la segunda, en enero de 2018.

Por su parte, Jenny Holdcroft, Secretaria General Adjunta de IndustriALL Global Union, señaló: “Antes del Acuerdo, era inimaginable que se lograra un acuerdo de este tamaño y alcance sobre la protección de los trabajadores y trabajadoras en las cadenas de suministro. El Acuerdo tiene el poder de cambiar radicalmente la manera en que se producen los textiles y prendas de vestir”.

Los dos acuerdos se lograron gracias a la representación pro bono que Marne Cheek y su equipo en Covington & Burling ofrecieron a los dos sindicatos mundiales.

El Acuerdo de Bangladesh, que cubría a 2,5 millones de trabajadores/as del sector de la confección de Bangladesh, fue establecido por IndustriALL y UNI en 2013, luego de la tragedia de Rana Plaza, que cobró la vida de más de 1.100 trabajadores/as de la confección y dejó a 2.000 lesionados. Fue el primer acuerdo con mandato legalmente vinculante que obligaba a las marcas de prendas de vestir a exigir que sus contratistas eliminaran problemas de incendio, estructurales y de seguridad eléctrica. El Acuerdo caducó el 31 de mayo de 2018.

Un segundo acuerdo con aproximadamente 200 marcas signatarias, el Acuerdo de Transición 2018, entró en vigor el 1º de junio de este año. Extiende la protección del Acuerdo hasta el 31 de mayo de 2021, a menos que un comité conjunto de seguimiento (compuesto por las marcas signatarias del Acuerdo, los sindicatos signatarios, la Asociación de Fabricantes y Exportadores de Prendas de Vestir de Bangladesh, la Organización Internacional del Trabajo y el Gobierno de Bangladesh) acuerde unánimemente que se ha cumplido previamente un conjunto de condiciones rigurosas para traspasar sus funciones a un organismo regulador nacional.

Para mayor información sobre la marcha del Acuerdo, véase:
www.bangladeshaccord.org.

Para ver el comunicado de prensa de la PCA, ver: https://pcacases.com/web/sendAttach/2435.

Se puede obtener más información sobre el caso en https://pca-cpa.org/en/cases/152/.

Por contra, respecto al Pacto de Sostenibilidad firmado por la #OIT, la Unión Europea, los Estados Unidos y el Gobierno de Bangladesh (más tarde se unió Canadá), después de la cuarta reunión en junio de este año, son pocos los progresos dados a conocer.

Los órganos de control de la OIT continúan expresando su profunda preocupación por el no respeto del derecho a la libertad sindical y de negociación colectiva, así como a la persistencia de la violencia y la discriminación contra los trabajadores y las trabajadoras.

Por ello, la Confederación Sindical Internacional ( ITUC ) ha hecho un llamamiento a la Comisión Europea para que responsabilice al Gobierno de Bangladesh por su incumplimiento de la condicionalidad laboral del esquema del sistema general de preferencias de la Unión Europea sobre “Todo excepto las armas”, iniciando una investigación.

También le puede interesar:

Cargando…

Siguenos en:

LSB-USO

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
LSB-USO
Siguenos en: