Canarias ha perdido en diez años el poco empleo industrial y de construcción y debe diversificar urgentemente para evitar el monocultivo de Servicios

Tiempo de lectura aproximado: 4 minutos

Canarias no ha recuperado aún las cifras de empleo anteriores al inicio de la crisis, hace diez años. Hoy hay 60.000 parados más, se ha cebado especialmente con las mujeres y ha golpeado más a la provincia de Santa Cruz de Tenerife que a Las Palmas, que por primera vez en estos diez años ha tenido el último trimestre un mejor dato de paro que su vecina.

Son algunos de los datos extraídos de la “Radiografía socioeconómica y laboral de Canarias”, elaborado por el Gabinete de Estudios de USO y presentado hoy en Santa Cruz por la secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO, Laura Estévez; el secretario general de USO-Canarias, José Ramón Rodríguez; y el adjunto a la Secretaría General, Yauci González.

“El informe evidencia que cada vez es más preocupante la dependencia del sector Servicios. Si bien Canarias siempre lo ha sido, durante los diez años de crisis se ha destruido la mitad del empleo en la Construcción y un tercio del industrial, aumentando el porcentaje de la ocupación en Servicios. Aunque aquí las temporadas sean más largas, el empleo turístico no deja de ser un empleo por lo general temporal y precario, como se demuestra en que tenemos una ratio de contratación indefinida 4 puntos por debajo del nacional. Hay que apostar por la diversificación”, analiza José Ramón Rodríguez.

“Canarias, por su potencial con sol, viento y mar, debe hacer una apuesta decidida por las energías renovables, que generan empleo cualificado durante su instalación y en su mantenimiento, y además garantizan el autoabastecimiento futuro”, propone el secretario general de USO-Canarias. Las cifras de ocupación sí se han recuperado, pero resulta engañoso, ya que los mismos ocupados se dan sobre una población que ha crecido en 200.000 habitantes en estos años.

Otra de las grandes preocupaciones sobre los parados en Canarias es en relación al tiempo que llevan en el desempleo. “En las Islas estamos 9 puntos por encima de la media nacional tanto en paro de larga como de muy larga duración. En Canarias, el 61% de los parados llevan más de un año en esa situación, y el 46% ya sobrepasa los dos años, quedando en riesgo de pobreza y exclusión social por no tener ya prestación”, lamenta José Ramón Rodríguez, quien exige “un plan de formación activa y reinserción laboral para estos trabajadores, con fondos directamente gestionados por la Administración, sin ceder su ejecución”.

La falta de formación, un lastre para encontrar empleo

Más de la mitad de los parados canarios no ha finalizado la secundaria: “el 55% del total no tienen la enseñanza obligatoria, lo que demuestra que es necesario un plan para reenganchar a esa población bien a la Formación Profesional o a las pruebas de acceso universitarias para evitar que su situación de parado se cronifique”, reclama Yauci González, adjunto a la Secretaría General de USO-Canarias. Aunque esta tendencia es generalizada en todo el país, la mayoría de las autonomías no llegan al 50%.

El conjunto de estas deficiencias, tanto la baja formación como la dependencia de los Servicios, “acarrean unos sueldos muy por debajo de la media nacional. Los canarios cobramos más de 300 euros menos al mes, una brecha con el conjunto del país que ha crecido durante la crisis. En esta década, la media de pérdida de poder adquisitivo de los canarios está en el 4,6%, únicamente los sueldos en la Construcción se han revalorizado. Hasta la Industria, que en España se comporta mejor, aquí tiene sueldos bajos que han bajado aún más estos años. Una de las medidas urgentes es reclamar en las mesas de negociación una subida real, no el Acuerdo por la Negociación Colectiva, que ni se cumple ni llega a cubrir el IPC”, continúa González.

Brecha de género durante la vida laboral y en las pensiones

En Canarias, la brecha de género es palpable en todos los ámbitos del mundo laboral, “desde las propias cifras de desempleo y ocupación hasta el tiempo que las mujeres están buscando trabajo o su correspondiente pensión después de toda una vida profesional en desigualdad”, resume Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

En cuanto al tiempo en el desempleo, “la diferencia es abrumadora cuando miramos los parados de larga duración. Si las cifras globales ya son preocupantes, en las mujeres resultan dramáticas, con casi 10.000 mujeres más en el desempleo de larga duración y casi 4.000 más entre uno y dos años buscando trabajo”, advierte Estévez. Las mujeres superan a los hombres en número de parados prácticamente en todos los tramos de edad, “pero especialmente entre los 25 y los 44 años, los que más tienen que ver con la penalización de la maternidad y el cuidado de los menores”, denuncia la secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

El resultado de sueldos más bajos durante toda la vida laboral y parones en la carrera profesional “son pensiones muy bajas. Lo es en general en Canarias, más de un 8% por debajo de la media, pero preocupa especialmente entre las mujeres, que perciben las pensiones más bajas. Por ejemplo, en el tramo más numeroso, el de 600-650 euros, se da el pico de perceptoras, más de 43.000 mujeres, el doble que hombres, mientras que las pensiones más altas las reciben cinco hombres por cada mujer. Esto nos lleva a pedir medidas reales por la igualdad, pero también a exigir el blindaje constitucional de las pensiones para garantizar su revalorización y su no privatización futura”, concluye Laura Estévez.

Estudio completo USO Canarias

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en:

LSB-USO

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
LSB-USO
Siguenos en: