Administraciones y empresas deben acabar con las diferencias salariales entre hombres y mujeres

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

Con motivo del Día Europeo de la Igualdad Salarial, desde el departamento de LSB-USO Gazteria, queremos reivindicar que la igualdad de retribución de mujeres y hombres debe ser una realidad como así lo recogen diversas normativas internacionales, estatales y la CAV.

La diferencia de renta media de mujeres y hombres en 2016 fue de 7.573€, y fue un 0,2% mayor que la de 2015. Hoy en día no disponemos de datos segregados desde 2016, lo cual nos dificulta para poder hacer un análisis en profundidad para conocer la realidad existente en la CAV.

La brecha salarial la causan las segregaciones horizontales y verticales que son las que marcan las diferencias salariales como la temporalidad en los contratos, las jornadas parciales o reducidas, los sectores desvalorizados, el techo de cristal y la sobrecualificación (que afecta al 60% de las mujeres jóvenes frente al 49% de los hombres).

Las mujeres jóvenes de entre 16 y 29 años de la CAV ganan al año una media de 270€ menos que los hombres jóvenes, cifra que va en aumento con la edad, puesto que la brecha salarial aumenta en edades de los 30 a los 45 años.

La feminización de algunos sectores genera una segregación horizontal que deriva en una peor valoración social y económica de los puesto de trabajo considerados “de mujeres”, y de igual manera dificulta el acceso y avance en los sectores masculinizados para las mujeres, lo que provoca una gran desigualdad económica.

Además la proporción de los contratos temporales en la juventud casi triplica la proporción de la totalidad de la población (56,8% frente a un 21,4%), entre las mujeres jóvenes esta cifra es aún mayor.

Las mujeres jóvenes también tienen una mayor presencia en el empleo a jornada parcial. Esta práctica se va naturalizando como propia de la mujer y supone un aumento de la precariedad actual y futura, también repercute en las futuras prestaciones por desempleo y jubilación. Todo esto a su vez, genera un impacto directo sobre la sobre la dependencia de las mujeres hacia sus familias, parejas, etc.

Nerea Cabrera, responsable de Gazteria de LSB-USO Euskadi insiste en que “Por eso mismo queremos reivindicar que se asuman las responsabilidades de administraciones y de las direcciones de empresa para eliminar aquellos factores que crean la brecha salarial y que se tomen acciones como la de insertar la perspectiva de género en las políticas públicas y que se fomenten los planes de igualdad y la negociación colectiva como fórmulas para acabar con esta diferencia salarial entre mujeres y hombres.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en:

LSB-USO

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
LSB-USO
Siguenos en: