Las extremeñas padecen la mayor discriminación de jornadas parciales de todo el país

Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

“La denuncia que mes tras mes, estadística tras estadística, venimos haciendo de la situación laboral de las mujeres en Extremadura se constata cuando se hace una foto fija de las diferentes brechas que afectan a su desarrollo profesional y que, en algunas de ellas, sufren los peores datos de toda España”. Así de contundente se muestra Javier Monserrat, coordinador de USO-Extremadura, con respecto a alguno de los datos extraídos del informe “Situación de las mujeres durante su vida laboral y jubilación”, elaborado por el Gabinete de Estudios de USO con datos nacionales y de comunidades autónomas.

En concreto, el triste liderazgo de las extremeñas se da “en las jornadas parciales. La mujer tiene un 32,8% de contratos a tiempo parcial, más de un 8% por encima de la ya de por sí discriminatoria media nacional, y lo que supone quintuplicar a los hombres que están contratados con este tipo de jornada y que son el 6,4%”, analiza Javier Monserrat. “Las mujeres, en nuestro país, siguen soportando la carga de los cuidados familiares y las reducciones obligadas de jornada por ello, tanto por una necesidad real como por una percepción de la empresa de que ‘puede ser madre’ y eso ‘traerá más problemas que si contrato a un hombre’ para ese puesto”, continúa denunciando el responsable de USO-Extremadura, quien ahonda en que “esa discriminación se potencia en nuestra región. No se puede justificar por una peor calidad del empleo, que es cierto que se da; pero si solo fuera la peor calidad de empleo, también los hombres tendrían ese alto porcentaje de jornadas parciales, y sin embargo tienen un índice de contratación a tiempo completo por encima de la media del país”.

En cuanto a diferencia salarial, “la brecha en lo que cobran por hora una mujer y un hombre no es tan grande como en el conjunto del país. En vez de 2,17 euros, aquí es de 0,55. Tenemos poco de lo que alegrarnos: menos brecha porque ambos salarios son mucho peores que la media del país, con 3 euros de diferencia por hora en el caso de los hombres, por ejemplo”, continúa exponiendo Javier Monserrat; “un salario por hora que, si nos vamos a quienes están contratados de forma temporal, apenas sobrepasa los 10 euros para ambos sexos”. Así, no es de extrañar que “las pensiones de las extremeñas son las terceras más bajas de todo el país, solo por detrás de Galicia y Comunidad Valenciana. La brecha en nuestro caso es menor con respecto a los hombres por una razón nada halagüeña: las pensiones de los hombres jubilados son las más bajas de España”.

De los trabajadores que perciben menos del SMI, el 70% son mujeres

Las diferentes brechas de género analizadas en el estudio reflejan un panorama nacional poco alentador para las mujeres en el mercado laboral: “2 millones de mujeres padecen una jornada parcial, que es la hora peor retribuida, a 10,29 euros de media, frente a los 16,10 euros que percibe un hombre a jornada completa. Así, no es difícil imaginarse las estadísticas de salarios, con un 63,86% de mujeres españolas con lo que se considera una ‘ganancia baja’ (menos de 13.220 euros). El 70% de quienes perciben menos del SMI son mujeres; sin embargo, cuando nos vamos a los sueldos más altos, de ocho veces el SMI, tres de cada cuatro perceptores son hombres”, explica Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

En cuanto a las pensiones, las trabajadoras extremeñas, por su excesiva parcialidad, “se verán beneficiadas del nuevo cálculo, más justo. En USO hemos recibido con amplia satisfacción la inconstitucionalidad del cómputo de las pensiones para las jornadas parciales, que discriminaban doblemente a la mujer: por cotizar menos horas y porque, además, esas horas computaban menos en la base reguladora de la pensión. Ese cambio es una demanda histórica de la USO, y ahora toca una ejecución inmediata de la sentencia y establecer un baremo justo sobre la retroactividad del cálculo”, apunta Dulce María Moreno, secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO.

También le puede interesar:

Cargando…

Siguenos en:

LSB-USO

La USO, es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Nuestra independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.
LSB-USO
Siguenos en: