Los datos de desempleo en Euskadi son desalentadores

Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

La Encuesta de Población Activa nos presenta hoy un cierre de 2019 que no se corresponde con las previsiones interesadamente positivas, sino con un año marcado por la lentitud en el empleo. Recordemos la estadística del cierre del 2018 cuando la tasa del paro era del 9,58%, el descenso anual en un 0,49 a estas alturas no consuela, y mas cuando esta tasa de paro en los jóvenes supera el 25%.

«Si analizamos en detalle las estadísticas de la encuesta, vemos que, en muchos aspectos, no se corresponden con los datos que hemos visto reflejados en el paro registrado y en los contratos. Por ejemplo, las cifras del SEPE y de la Seguridad Social nos hablan de un aumento alarmante de la temporalidad y de una temporalidad aún más precaria, mientras la EPA arroja unos datos de crecimiento de los indefinidos que no tenemos muy claro sobre qué se sustentan. En todo caso, de poco sirven los número de 3.300 ocupados mas en Euskadi, si cotizan por unas horas a la semana», analiza MariBel Muñoz Aribayos, Secretaría General de LSB-USO Euskadi.

«Porque, más allá de las diferencias entre unas y otras estadísticas, hay una tendencia similar, y no resulta halagüeña de cara a 2020: se ve un frenazo en la creación de empleo, con el peor dato desde 2014; y también la menor bajada del paro desde 2013», compara MariBel Muñoz Aribayos..

En relación con otras estadísticas, «también nos sorprende que hable de una bajada del paro mucho más acusada entre las mujeres y entre los mayores de 55 años, cuando las cifras registradas de paro y contratación indican lo contrario», continúa la Secretaría General de LSB-USO. «En todo caso, si vamos a las grandes líneas de ambas formas de medir el desempleo, y observamos que prácticamente no se crea empleo, con una escasa subida anual de la ocupación y una insostenible tasa de empleo en Euskadi: en la que casi solo una de cada dos personas que puede hacerlo trabaja».

Por último, «sí hay un dato que nos preocupa especialmente: en el último trimestre del año Euskadi apenas ha crecido en empleo (0,35) pero si ese escaso crecimiento ha estado marcado por la temporalidad y parcialidad perpetúa en la sociedad vasca el concepto de aún teniendo trabajo no se sale de la pobreza o se necesitan varios empleos parciales para mantener una vida digna, con lo que ello supone dejar a parte de la ciudadanía vasca en la cuneta del mercado laboral» lamenta Maribel Muñoz Aribayos, desde LSB-USO.

• El año 2019 que se pronosticó como el de la recuperación acaba con más 100.00 desempleados en Euskadi y una tasa de paro del 9,09%
• Es la segunda comunidad autónoma que MENOS crea empleo, seguido de la comunidad Valenciana.

Adjunto:
EPA cuatro trimestre 2019.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: