FTSP-USO denuncia otra agresión a un vigilante en el Hospital Universitario Central de Asturias

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de USO-Asturias denuncia una nueva agresión a un vigilante del HUCA que estaba prestando servicio en el turno de noche de Urgencias en la madrugada del 27 de febrero. El trabajador de seguridad fue agredido por un individuo que se había mostrado violento con el personal de Urgencias que lo atendió. Al intervenir para tratar de reducir al sujeto, y puesto que se encontraba solo en el servicio, acabó sufriendo la agresión del sujeto, que se saldó con una rotura de peroné.

Las agresiones a los vigilantes de seguridad en general y en el HUCA en particular se están convirtiendo en una constante. Este mismo febrero, otros dos trabajadores de seguridad privada fueron agredidos en las áreas de Hospitalización y Urgencias, respectivamente, por otros usuarios del hospital que presentaban comportamientos violentos. La falta de personal para cada turno, que impide el apoyo al compañero, es una de las causas de indefensión. Antes de este nuevo episodio, ya había tres vigilantes de baja laboral por agresiones.

“Las instalaciones son inmensas, no hay los suficientes vigilantes para un complejo hospitalario de estas características. A la falta de personal, se une la precariedad generalizada del sector y la falta de materiales de autoprotección adecuados. Los trabajadores ponen en riesgo su integridad, pero también la de los usuarios, facultativos y resto de trabajadores del HUCA, al no poder garantizar con tan poca plantilla la protección de todos ellos”, advierte Luis Alonso, secretario general de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de USO-Asturias.

Desde FTSP-USO, “ya hemos denunciado esta situación en reiteradas ocasiones, pidiendo más medios humanos y técnicos, y una protección jurídica acorde a nuestras funciones profesionales, sin que se hayan atendido estas peticiones. Estamos ante una situación de extrema gravedad por las continuas y reiteradas agresiones que padecen los vigilantes de seguridad en el desempeño personal. Si en lugar de una lesión y una baja tenemos que lamentar la próxima vez una desgracia mayor, será demasiado tarde y nadie asumirá la responsabilidad”, continúa Alonso.

Actualmente, el servicio de vigilancia del Hospital Universitario Central de Asturias está compuesto por tres vigilantes por turno: uno para el área de Urgencias, uno en Consultas y otro en Hospitalización, además de otro vigilante de refuerzo de lunes a viernes en turno de mañana. “Se ha recortado presupuesto en materia de seguridad, pero además los responsables tienen un gran desconocimiento de la gestión de esta”, concluye el secretario general de FTSP-USO-Asturias.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: