La OIT alerta que 1 de cada 5 trabajadores está en riesgo de pobreza extrema o moderada

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

La OIT ha presentado esta semana su informe `Perspectivas sociales y de empleo en el mundo. Tendencias 2020´, en el que se analizan los datos de empleo, desempleo y subempleo a nivel mundial y en el que se observan desigualdades de la evolución del empleo por diferentes efectos como el geográfico, de ingresos o de género.

Según el informe, se diferencian tres tipos de pobreza: extrema (menos de 1,9 dólares al día), moderada (menos de 3,5 dólares al día) y relativa (cuando los ingresos son inferiores al 60% de la media). Por eso, desde USO lamentamos que un 20% de la población trabajadora mundial esté en riesgo de pobreza extrema o moderada, lo que indica que una de cada cinco personas trabajadoras trabaja para seguir siendo pobre, algo que afecta al desarrollo y prosperidad de las regiones.

La tasa de desempleo mundial se sitúa en el 5,4%, mientras que hay países como España en los que esa tasa se supera con creces (14% en el caso español). En el caso de las personas jóvenes, en el mundo hay 267 millones de personas jóvenes que ni estudian ni trabajan, muchas de ellas expulsadas del sistema educativo por no poder hacer frente a los pagos y para un porcentaje muy importante, sus únicas perspectivas de trabajo son trabajos que no estarían clasificados como trabajo decente por su remuneración y condiciones laborales.

Referente al caso español cabe destacar que 1,2 millones de personas trabajadoras desearían trabajar más horas, en su mayoría mujeres y 0,9 millones de personas desisten de buscar trabajo – en su mayoría, personas paradas de larga duración-.

Otro de los aspectos que aborda y plasma este informe es que, lejos de las creencias, la digitalización no es sinónimo de destrucción de empleo, ya que aquellos países que tienen una alta tasa de digitalización son los que más empleo han creado en el último año. Además, queda demostrado que el aumento del SMI repercute en el mercado interno y ello genera mayor consumo y riqueza, por lo que siempre hay que observar las subidas del SMI con sus efectos en el conjunto y no solo desde un punto empresarial o de salarios bajos.

Según el informe, los sectores que más empleo van a generar en los próximos años son el industrial, con una reindustrialización más que necesaria para afrontar la transición energética; el educativo, ya que va a ser clave para la digitalización y la reindustrialización, y el sector de cuidados, debido al aumento de la esperanza de vida y la necesidad de cuidados.

Por ello, desde USO, con el fin de reivindicar un trabajo decente, hacemos un llamamiento no solo al aumento del SMI y su aplicación en las empresas como medida de dignificar las condiciones laborales, sino que también hacemos un llamamiento al Gobierno de España para que se ratifique el convenio 189 de la OIT sobre las trabajadoras y trabajadores domésticos, ya que muchas de las personas que trabajan en los cuidados a domicilio podrían ser las grandes beneficiarias de esa ratificación.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: