FI-USO reprobará en conjunto con los sindicatos de Alcoa al Gobierno por dejación de funciones

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

USO le afea al Ministerio la falta de respuestas e inseguridad jurídica de los trabajadores de la antigua Alcoa en un acuerdo en que el Gobierno figura como garante.

«Decepción e indignación» son las palabras que resumen la Mesa Técnica para el seguimiento del acuerdo de Alu Ibérica, antigua Alcoa, a la que no ha asistido el Gobierno. La Federación de Industria de USO, que estuvo representada por el secretario de Acción Sindical y Salud Laboral, Raúl Montoya; el secretario general de FI-USO en Asturias, Juanjo Estrada; y el secretario general de la sección sindical de Alu Ibérica y miembro del comité de empresa de Avilés, Ángel Marqués, enviará junto con los otros cuatro sindicatos en la empresa una carta reprobatoria al Gobierno.

En ella, FI-USO, junto con CCOO, UGT, CIG y la Confederación de Cuadros, acusará al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de dejación de funciones con los trabajadores y de una falta de liderazgo en el acuerdo suscrito. «Industria es garante de ese acuerdo, pero solo para la foto, para decir que había una solución para las plantas hace un año. Ahora convocan reuniones cosméticas a las que ni acuden ni son capaces de sentar a las tres partes empresariales implicadas: Alcoa, Parter y Riesgo», censura Montoya.

«Ahora mismo, la inseguridad jurídica de los trabajadores de Avilés y A Coruña es total. Pedimos que el Ministerio demuestre que Riesgo ha depositado el aval de 30 millones de euros; que proteja la dotación presupuestaria que Alcoa comprometió para garantizar empleo, salario e inversiones hasta julio de 2021; y que nos haga entrega del contrato entre mercantiles para saber si existe un incumplimiento contractual por alguna de las partes», exige el secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de FI-USO.

Una reunión técnica sin interlocución ministerial, que no se canceló por respeto a los gobiernos autonómicos

«Esta reunión no debería haberse celebrado. La hemos mantenido por respeto a los gobiernos de Asturias y Galicia, que han estado presentes con sus máximos dirigentes en Industria, sus respectivos consejeros. Pero por parte del Ministerio de Industria no han acudido ni la Ministra ni el secretario general. Ante la falta de nivel de interlocución, nadie podía dar respuesta a problemas planteados ya en reuniones anteriores. Le hemos trasladado a los presentes, el director general de Industria y de la Pyme, Galo Gutiérrez-Monzonís, y a su jefe de Gabinete, Luis Manuel Suárez, nuestra indignación y la dejación de funciones del Ministerio ante una actividad fraudulenta, como es la venta del 75% del accionariado de Parter a Riesgo, en un acuerdo suscrito y avalado por el Gobierno», concluye Raúl Montoya.

Los trabajadores, por su parte, se sienten «burlados» por el Ministerio: «Industria se ha puesto de perfil, dice desconocer si ha habido cambios en nuestra situación tras la última reunión. Han tutelado el proceso, la venta ha salido mal y se quieren lavar las manos, convirtiéndose en cómplice del oscurantismo entre Parter y Riesgo. Se han burlado de nosotros y del Principado y la Xunta, pues los consejeros ya habían recalcado también que consideraban imprescindible la participación de los miembros que la componen de forma original», argumenta Ángel Marqués.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: