Los trabajadores de Nissan recorren de noche las calles de Barcelona contra el cierre

Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

Una manifestación de 2.000 trabajadores de Nissan, provistos con las medidas de seguridad que requiere la situación excepcional en la que continuamos por el covid-19, recorrió anoche las calles de Barcelona para seguir protestando contra el intento de cierre. La marcha salió del antiguo edificio de Correos y transcurrió por vía Laietana, paseo de Colón y las Ramblas, hasta llegar a plaza Catalunya.

Precediendo el desfile de trabajadores con la pancarta, se situaban tres ataúdes, que simbolizaban el papel que están jugando tres personas en el intento de acabar con la actividad de Nissan en Barcelona y con sus empleos: el CEO o máximo dirigente de Nissan en Japón, Makoto Uchida; José Vicente de los Mozos, presidente de Renault en España y de ANFAC (patronal del automóvil); y Frank Torres, antiguo director general de Nissan en España, hoy máximo responsable de la marca en Rusia y encargado de volver a España para liquidar las factorías que dirigió y a sus empleados.

«Fue una marcha muy emotiva, con los trabajadores y nuestros allegados portando lámparas que iban iluminando nuestro paso. Por la mañana, Uchida y Gianluca de Ficchy, el presidente de Nissan en Europa, se habían reafirmado en cerrar las plantas catalanas. Nosotros queremos gritarles que sí hay futuro. Y que todas los problemas que le achacan a Nissan en España son producto de su mala gestión. Afirman que están sobredimensionadas y sobrecapacitadas para la carga de trabajo que reciben, y que habría que invertir demasiado para que produjeran lo que deben. Los trabajadores llevamos años viendo cómo los productos que se asignan a España, y funcionan, se los quitan a Zona Franca para llevárselos a Francia o Inglaterra. Hemos reclamado siempre más carga de trabajo porque Barcelona estaba preparada para ello. Ha sido una operación orquestada para desmantelar las fábricas catalanas o una ineficiente y nefasta gestión por su parte, pero no un problema de ineficacia de Nissan-España», reprocha Raúl Montoya, secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de FI-USO y trabajador de Nissan.

Nueva reunión con la Generalitat para exigir contundencia, no buenos deseos

El cierre de Nissan en Barcelona se llevaría por delante 3.200 empleos directos y unos 25.000 indirectos. Además, dejaría baldío un polo fabril de más de 530.000 metros cuadrados y mucha experiencia industrial y tecnológica entre su plantilla y su maquinaria.

Por ello, los sindicatos de Nissan, liderados por Sigen-USOC, mayoritario en Barcelona, mantienen esta mañana una nueva reunión con el vicepresidente de la Generalitat, Roger Torrent. «Queremos soluciones, saber en qué están trabajando, medidas concretas. Las cartas de solidaridad y apoyo nos reconfortan, pero del Gobierno no esperamos buenas palabra, sino soluciones y un frente fuerte para parar el cierre», afirma Pedro Ayllón, secretario general de la Federación de Industria de USO.

«Además, queremos ir un paso por delante, y queremos forzar a la Generalitat a que desde ya trabaje en un plan si se produce el cierre. ¿Qué proyectos sustituirían a Nissan? ¿Qué reconversión se plantean para Zona Franca y qué futuro para la plantilla?», se pregunta Ayllón.

La negociación del cierre de Nissan en Barcelona, aún en Europa

Mientras tanto, el cierre de Nissan en España sigue tratándose fuera de nuestras fronteras. El primer paso ha sido abrir el período de consultas con el European Work Council, el comité de empresa europeo. Este será el encargado de desmontar los argumentos esgrimidos por la compañía para justificar su propósito de cierre. «Suponemos que en los próximos días Nissan informará al comité de las causas que alega para esa decisión. Y comenzará la labor de contrarrestarlos para revertir esta decisión que, objetivamente, no tiene justificación», explica Montoya.

Posteriormente, la negociación del conflicto, si no se para en Europa, llegará a España para tratarse en los términos que estipula la legislación española para un ERE de extinción.

Nuevas movilizaciones en Barcelona

Los trabajadores de Nissan continúan con su lucha en todos los frentes. Además de estar pendientes de las negociaciones en Europa y de mover las necesarias fichas políticas en España, mantienen su actividad reivindicativa.

Mañana, a las 7 de la tarde, habrá una nueva marcha entre plaza Espanya y Montjuic. En las escalinatas, se hará lectura de un manifiesto en cuatro idiomas. Además de castellano y catalán, «lo leeremos en japonés y en francés. Los destinatarios de ello son Uchida y tanto Renault como la Unión Europea. No podemos olvidar el importante papel que juega Renault en este conflicto, al liderar la estrategia de la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi en Europa. Nada se mueve en Nissan-Europa sin que pase por Renault», recuerda Ayllón.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: