Los accidentes también son para el verano

Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

Que uno de los factores más importantes que influyen en los accidentes “in itinere” es la rutina, es algo aceptado y conocido por todos los que nos dedicamos a la prevención de accidentes de tráfico. Un trayecto que se repite día a día, suele producir en el conductor monotonía que se traduce en falta de atención, lo que a la hora de conducir resulta letal.

Pero la falta de esa rutina, ¿puede resultar peligrosa? Quizá sea este, uno de los factores que influyen en que en los meses de verano, meses en que disfrutamos de nuestras merecidas vacaciones, los accidentes “in itinere”, no solo no desciendan sino que en muchos casos aumenten. Precisamente en este periodo se rompe esa rutina, se producen cambios de horarios, de ubicación, cambios en nuestros hábitos, en definitiva es una fase del año diferente al resto.

Examinando los datos de los últimos años, se observa que el mes de julio suele ser un mes tradicionalmente virulento. Por una simple regla de tres debería ocurrir lo contrario, un menor número de trabajadores expuestos al riesgo, conllevaría un menor número de accidentes. ¿Por qué esto no es así?

Las razones son varias, y a continuación vamos a profundizar en algunas de ellas. Según el Comité Español de Acreditación de Medicina del Sueño (CEAMS), los españoles duermen de media una hora menos que el resto de ciudadanos europeos, quizá el hecho de que sea la misma hora en Madrid que en Berlín, Estocolmo o Budapest tenga también algo que ver, sobre todo en verano, cuando nos encontramos con que en algunas zonas de España, como Galicia, aún sigue siendo de día a las 22.00h. En definitiva, la media de horas de sueño de los españoles, en verano, baja más todavía, y los factores nos lo podemos imaginar: el calor, las terrazas de verano, los mosquitos… en definitiva, ya tenemos un factor que afecta directamente al incremento del riesgo: la fatiga.

En verano nos vamos más tarde a dormir, incluso el “prime time” de las televisiones se retrasa, y además resulta que tenemos que madrugar incluso más que el resto del año, ¿madrugar más? Sí, aproximadamente el 50% de las empresas españolas, según una encuesta realizada a 3.500 trabajadores españoles, adoptan nuevos horarios durante el verano, esta ansiada “jornada de verano” suele ser más compacta, empieza antes y termina después, a cambio comemos en casa, pero un poco más tarde de lo habitual… Se me viene a la cabeza un empleado, que se mete en su coche a las 3 y media de la tarde, sin comer, con un coche que está a casi 40 grados y al que le queda todavía un rato hasta llegar a casa… ¿son esas las mejores condiciones para conducir? Estrés, calor, fatiga, hambre … ¡vaya coctel!.

En fin, al menos ese trabajador seguramente se dirija a su “segunda residencia”, sí, hoy en día “los Rodríguez” ya casi han pasado a la historia. En las ciudades costeras es frecuente que, aunque alguno de los miembros siga trabajando, las familias se desplacen a la casa en la playa, o en las zonas del interior a la de la sierra. Con esto se alarga el verano, pero como contraprestación, los trabajadores tienen que desplazarse desde un lugar diferente, más alejado que su domicilio habitual, y con unas comunicaciones seguramente peores, y menos conocidas por el conductor. En definitiva, ya tenemos otro agravante: mayor tiempo de exposición al riesgo y en un entorno más peligroso, o al menos, más desconocido.

Cuando hablamos de accidentes de tráfico en verano, siempre nos acordamos de los viajes vacacionales, pero no conviene bajar la guardia en el día a día. Evidentemente no todos los trabajadores se pueden sentir identificados con esta casuística, pero si es cierto que en un gran número se dan estas circunstancias, y lo que es seguro es que en las carreteras nos encontramos todos. No está demás que las empresas que adoptan estos cambios de horario, hagan un pequeño esfuerzo por dar un toque de atención a sus trabajadores sobre estos cambios en sus rutinas habituales.

Fuente: Prevencionar

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: