El IPC en el País Vasco sigue en deflación, síntoma de una economía golpeada

Tiempo de lectura aproximado: < 1 minuto

Los alimentos básicos como legumbres, frutas y hortalizas; y el textil y calzado marcan la subida de precios de septiembre, aunque con un IPC aún en deflación anual (-0,2%).

«Aunque unos precios en caída son síntoma de una economía golpeada, es importante contener las subidas de productos básicos como la alimentación o la energía doméstica, porque afrontamos unos meses muy duros para miles de hogares vascos. Más que nunca hay que hacer un esfuerzo para no permitir las subidas de la electricidad de cara al invierno. No podemos permitirnos que más familias pasen a engrosar la vergonzosa lista de la pobreza energética», pide MariBel Muñoz Aribayos, Secretaría General de LSB-USO Euskadi.

El IPC en el País Vasco sigue en deflación, síntoma de una economía golpeada

«Con la incertidumbre que vivimos parece que la tendencia de aquí a final de año es volver a pasar tiempo en casa, las medidas den algunos municipios y las que se impone la propia ciudadanía vasca van en esa dirección. La casa debe ser por tanto refugio, no fuente de pobreza», recuerda MariBel Muñoz Aribayos.

ADJUNTOS:
IPC Septiembre 2020.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: