FI-USO defiende la reindustrialización de las plantas de Nissan Barcelona

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

La mesa de reindustrialización de las plantas de Nissan en Barcelona ha celebrado su segunda reunión, en la que se ha acordado la contratación de una empresa externa para dar asesoramiento técnico e incorporar a la Delegación del Gobierno en Cataluña.

La comisión fue uno de los puntos recogidos en el acuerdo alcanzado a principios de agosto entre Nissan y los sindicatos. Está integrada por la dirección de Nissan Motor Ibérica, los sindicatos, entre ellos USO como sindicato mayoritario, y las Administraciones públicas, con el objetivo de buscar la mejor alternativa industrial que permita mantener los puestos de trabajo y el tejido industrial actual.

En esta segunda reunión se ha informado sobre el estado de varios proyectos interesados, priorizando los de índole industrial. Asimismo, se ha aprobado el reglamento que regirá el funcionamiento de esta comisión y se ha acordado la participación de instituciones y entidades siempre que sea oportuno. De esta forma, en la próxima reunión, el 3 de diciembre, participará el Consorcio de la Zona Franca, propietario de los terrenos del principal centro de trabajo de Nissan en Barcelona.

USO reclama garantías de mantenimiento del tejido industrial

FI-USO y la Sección Sindical de Sigen-USOC en las plantas de Barcelona defienden que es necesario empezar a tener encima de la mesa proyectos serios que ofrezcan garantías para poder mantener el tejido industrial que se pierde con el cierre de Nissan. El mantenimiento de este tejido industrial es la mejor opción para preservar los puestos de trabajo, tanto directos como indirectos.

En defensa de los puestos de trabajo en TE Conectivity

Los trabajadores de Nissan Barcelona apoyaron la manifestación por la calles de Montcada i Reixac de la plantilla de TE Conectivity, en defensa de sus puestos de trabajo. Los trabajadores mostraron su rechazo al ERE con una convocatoria de huelga, para forzar a la empresa a negociar y evitar el cierre de la factoría.

La firma de componentes para el automóvil se encuentra inmersa en un proceso de ERE que afecta a todos sus trabajadores, un total de 248 y supondrá el cierre de la planta. Este nuevo ERE supone incumplir el compromiso de mantenimiento del empleo de tres años que firmó la empresa en 2019, despidiendo a 94 trabajadores.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: