La Audiencia Nacional declara nulo el ERTE de Arcelor

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

La Audiencia Nacional ha emitido una sentencia en la que declara nulo el ERTE en Arcelor Mittal. Este fue aplicado en mayo y afectó a 8.207 trabajadores de todas las plantas, con una duración hasta el 31 de diciembre.

El Grupo Arcelor, que al inicio de la pandemia tenía un ERTE en vigor, alegó causas productivas y económicas, sin tener en cuenta los resultados positivos de 2 sociedades que lo integran y que promueven el ERTE. Por ello, la Sala aprecia falta de documentación e información, mala fe de la multinacional en la negociación, fraude de ley en la aplicación del ERTE y anula la decisión patronal.

La sentencia recoge que Arcelor Mittal se aprovechó del mecanismo de ERTE por covid-19 para reducir las condiciones laborales que tenía pactadas anteriormente en el ERTE de 2009. De esta forma, pasaba a garantizar tan solo el 65% de las retribuciones y establecía que durante la aplicación del ERTE no se generarían vacaciones.

Arcelor se verá obligada a eliminar el ERTE actual y sus correspondientes medidas. Sin embargo, la intención de la empresa es mantenerlo como mínimo hasta el 31 de diciembre de este año. La sentencia deja abierta la posibilidad de recurso de casación a la empresa.

USO, en contra del ERTE

La Federación de Industria del sindicato USO llevaba tiempo luchando contra este nuevo ERTE en Arcelor, entendido como una ilegalidad habiendo ya uno existente desde 2009. Raúl Montoya, secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de FI-USO, sostiene que la invalidación del nuevo ERTE es “una conquista en los tribunales de lo que se debería haber ganado en la mesa de negociación”.

La empresa ya se encontraba inmersa en un ERTE por causas objetivas desde 2009, prorrogado en 2018 hasta 2021, mediante acuerdo con la representación legal de los trabajadores. Este ERTE contemplaba medidas más ventajosas para los trabajadores, como el 90% de las retribuciones brutas y el derecho al disfrute íntegro de vacaciones.

El sindicato luchó por evitar que los trabajadores pasasen a tener peores condiciones que hasta ahora. Se señalaron factores como la ilegalidad del proceso por existir un ERTE previo, la falta de proporcionalidad o la escasa legitimación del grupo de empresas para promover un ERTE.

USO insiste en que se debe ejecutar esta sentencia judicial cuanto antes para regresar, al menos, al ERTE anterior. Asimismo, se reclama que las medidas se tomen con carácter retroactivo, desde la imposición del ERTE ilegal hasta su finalización. De esta forma, los trabajadores dejarían de verse afectados por la situación actual y volverían a su situación previa sin sufrir consecuencias negativas.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: